sábado, 28 de julio de 2012

No reseña: Naruto #594


Gran capítulo. Hasta le dedica portada la Shônen Jump
La mitad de las páginas son dedicadas a hacer exposición, es información que en su mayoría ya teníamos, pero hay muchos detalles interesantes. Primero que nada, este número está lleno de un sentimiento de pertenecer a algo mucho más grande, cosa que en algunas semanas se pierde. Este capítulo tuvo una gran atmósfera de epicosidad, ya se siente climático, ya se siente que lo único que queda por pasar es lo mejor. Qué mejor ejemplificación que saber que Naruto ya comienza a pelear contra el mayor antagonista del manga. (Se antoja más dado lo aguada que fue la pelea contra los 6 bijûs).

Me encanta la viñeta de enmedio
La mejor pista para comprobar que por fin ya se avecina la pelea, es que ambos personajes reafirmaron su discurso. El de Naruto ya nos lo sabemos de memoria, no veo el caso de repetirlo. Pero el de La Máscara me parece cada vez más interesante. Un gran villano. Porque un gran malo es aquel cuyos motivos y propósitos tienen sentido, tanto así que argumentar es inútil. Como debatir con dios. Saben que tiene razón pero de igual forma harán todo lo posible por evitar que logre lo que quiere. Sólo hay un eslabón perdido: su motivación. Antes se creía que su motivación era la que la historia de Madara indicaba, pero queda de nuevo en blanco después de comprobarse que él no es Madara. Ah, pero el capítulo de hoy da una pista al respecto:

Kakashi habla de intentar detenerlo antes de convocar al Diezcolas, a los que Tobi dice: "Kakashi, siempre abres la boca tan fácil." "Con razón vives una vida de arrepentimiento." Al preguntarle sobre quién carajos es dice: "No recuerdas rostros, así que no tiene caso decírtelo." ¡Verga! Yo nunca fui de los que sospechó que Tobi era Obito, pero con esas tres frases ya me lo comienzo a creer.
Se pone macabra la cosa, el personaje de Obito está tan poco desarrollado, que el hecho de que él resultara haber sido ese villano todo este tiempo, puede deberse a cualquier cosa que aún no se nos ha contado. Me emociona pensar en la explicación y el proceso que lo debió haber llevado a hacer lo que hace. Es que además, eso explicaría la decisión de Kishimoto de involucrar a Kakashi en esta pelea.
(Si ese fuera el caso, me remitiría a Watchmen, *Spoilers* donde el villano resulta ser un personaje "bueno" que se presenta desde el principio pero no es sino hasta el final que se le expande y detalla, justificando perfectamente su motivación para ser el "malo".)

¡Hombre, y pues nada! Que en el próximo capítulo ya se darán de trompos 'ora sí en serio. Ah, y a Bee le gustan chichonas.