jueves, 12 de julio de 2012

No reseña: Naruto #592



Curioso: tanto el capítulo de esta semana, como el de la pasada, empiezan con Sasuke mirando al techo de la cueva. Porque uno mira hacia arriba cuando está pensativo. Después de que su hermano le recordara su voluntad, parece que ahora sí Sasuke entiende los ideales de Itachi. Menso. Sus dudas filosóficas son interrumpidas por Jûgo y Suigetsu, dos de mis personajes favoritos, por cierto.

Luego volvemos a con Madara Zombi y los Kages. Madara menciona que bien y podría ya ir a capturar al Nuevecolas, cosa que me consterna, por qué querría hacer eso, esa es la voluntad de Tobi, y se supone que Madara tiene poder total sobre la suya.
Pasamos a con el Madara de Máscara y los chicos buenos de Konoha, que al parecer no habiendo Bijûs les resulta fácil destruirle la estatua. Me da gusto volver a esta pelea, aunque sea por sólo unas páginas. Naruto contra Tobi es la pelea que hoy en día me interesa más ver. El Enmascarado menciona que por fin usará su carta maestra, lo que lleva planeando desde hace eones, cosa que debería emocionarme mucho, pero no lo hace, supongo que es porque el presente narrativo del manga actualmente está muy saturado, y pues bueno, se supone que este ya es el clímax, debe ser eso. Otro detalle es que Tobi comenta cómo su plan no está saliendo cómo esperaba, y que está actuando en respuesta y necesidad. Me parece interesante porque, este personaje había sido característico por siempre tener las cosas bajo control. Con suerte y por fin lo veamos pelear en serio. La escena termina con la típica misteriosa posición de manos de un jutsu que veremos hasta capítulos futuros.
Volvemos con Taka. Anko está viva. Le cuentan a Sasuke que Madara sigue activo, y curiosamente eso lo pone intranquilo. Quizá Sasuke quiere hablar con él para ya tener las versiones de todos lo Uchihas. La página final parece indicarlo.Y al parecer necesita a Orochimaru para lograrlo.