jueves, 21 de abril de 2011

Cosas tristes

Después de leer unas entradas medio melancólicas en blogues ajenos me ataca la realidad de que el internet es un lugar triste cuando uno está triste.

  •  Es triste que hasta ahora, a más de un año de crear este blog, me dé cuenta de cómo modificar la plantilla. 
  •  Es triste que sea tan pinche difícil conseguir descargar sketches cómicos de la red. Esos escritores de Saturday Night Live seguramente son seres muy celosos con su trabajo. Ningún sitio se atreve a uplodear ni siquiera porciones de episodios, a menos que sean muy viejos. 
La setción de sketches avanza a paso de ácaro. Tengo por ahí unos cuantos de Monty Python, pero no se me hace justo remitirme siempre a ellos. Aún cuando son los maetrazos que son.

  • Es triste que de veras de veritas nomás no puedo cumplir con mis deberes blogueros. Se supone que iba a hacer una análisis reteprojundo de The Night of the Living Dead, y quién sabe pa' cuando termine haciéndolo. 
Lo mismo con los otros dos blogues en donde escribo, un día con más calma se los presumo. Un día en que ya haya escrito de vuelta en ellos.

  • Es triste que llevo tiempo sin postear en el blog. Aunque es más triste todavía, que lleve aún más tiempo sin escribir algo, o sea no na' más compartirles un corto o algún otro video.
Ah, y es más triste que esté posteando ahorita que tengo que leerme Epido en Colono y hacer un análisis de tarea, eso para lo que queda de vacaciones. Y si le sumamos otras 19 obras que tengo que leer antes de que se acabe el semestre, p's pior tantito.


  •  Es tristísimo que mi teclado se me haya madreado cuando en aquel tempestuoso desayuno, mientras intentaba acomodar mi leche en la tablita en la que está colocada mi computadora, le derramé todo encima. Y siendo laptop pues ni cómo cambiárselo.
Ya no sirven la mayoría de los números, ni los signos de interrogación y admiración invertidos. Tampoco la letra pe. Que es lo más me duele. Así como ven, ya me la rifo en la escribida copipegando la pe cada que la necesito, pero igual es muy cagante.

  • Es triste que aún no se me ocurra una frase de cabecera para el blog.

2 comentarios:

Alandroide dijo...

pPffffff! tu situación es lamentable, pero nada que no se pueda solucionar. Como dirían los zapatistas en su ratificación al Plan de Ayala,hay que empezar por terminar, no dejar a medias todo y mejor enfocarse en una o dos cosas para llevarlas a buen fin.

Suerte con Edipo en Colono.

OJT dijo...

SI ES TRISTE LO QUE CUENTAS, PERO HAY GENTE FELIZ; SIEMPRE LO HAY, TIENE QUE HABER UN BALANCE.